¿Cuáles son los Autores del Caribe y Centroamérica?
Centroamerica y el Caribe

¿Cuáles son los Autores del Caribe y Centroamérica?

Autores más representativos del Caribe y Centroamérica

Las islas del Caribe no son simplemente playas prístinas y mares tranquilos. Existen escritores que abordan en sus obras los temas de la inmigración, la colonización y la exploración.

Para numerosos viajeros, el Caribe evoca playas prístinas de arena blanca, indolentes palmeras y aguas en las que se puede ver en las profundidades del enigmático mar. 

Su perfección también lo convierte en el espacio perfecto para crear tarjetas postales. No obstante, en la mente del viajero se encuentra menos impresa la literatura que toma forma no sólo bajo los vientos comerciales de los trópicos, sino también en la red histórica de la inmigración, la explotación y la colonización. 

A continuación se presentan escritores y obras que han nacidos en el Caribe y Centroamérica. 

Dereck Walcott

Poeta y ganador del Premio Nobel de Literatura (1992) con conexiones con T.S. Eliot (Premio T.S. Eliot en 2011 para las Garzas Blancas), Derek Walcott nació y se crió en Santa Lucía donde inicialmente se formó como pintor. 

La poesía de Walcott está profundamente arraigada en su educación caribeña, donde el folclore, la fábula, el ritual y el mito se entrelazan en las épicas cotidianas.

El verso de Selected Poems (1964), The Castaway (1965) y The Gulf (1969) es de estilo similarmente exuberante y de ánimo encantador, ya que Walcott expresa sus sentimientos de aislamiento personal, atrapado entre su orientación cultural europea y las culturas populares negras de su Caribe natal. 

Another Life (1973) es un poema autobiográfico de un libro. En Sea Grapes (1976) y The Star-Apple Kingdom (1979), Walcott utiliza un estilo más tenso y económico para examinar las profundas divisiones culturales del idioma y la raza en el Caribe. 

The Fortunate Traveller (1981) y Midsummer (1984) exploran su propia situación como escritor negro en América que se ha ido distanciando cada vez más de su patria caribeña.

George Lamming

Lamming, quien nació en Barbados, detalla en su obra  In The Castle Of My Skin,  la experiencia de crecer en Barbados en los años 30, una época de gran agitación social que culminaría, muchos años después, en la plena independencia de Gran Bretaña. 

Mientras que en la novela, las diferencias de los emigrantes se acentúan por el choque de la cultura tradicional de Barbados con los valores coloniales británicos. Otras obras de Lamming, como Of Age and Innocence, también consideran los desafíos de la reconstrucción de las sociedades después de la descolonización.

Annie John Kincaid

Nacida en Jamaica, cuenta la historia de una niña que crece en Antigua y que lucha por encontrar un lugar adecuado para sí misma dentro de la sociedad de esta isla. El vínculo entre Antigua y Gran Bretaña es fuerte, Antigua y Barbuda no se convirtió en un Estado independiente hasta 1981. 

A lo largo de sus escritos, Kincaid explora las opiniones divergentes sobre su patria que ofrecen los viajeros extranjeros y los que pasan allí toda su vida.

Edwi Danticat

Habiendo nacido y crecido en Puerto Príncipe, Danticat se unió a sus padres en Nueva York a la edad de 12 años. Dentro de su trabajo, la memoria del pasado personal y el pasado cultural son a menudo temas importantes. 

Su primer libro, Breath, Eyes, Memory, surgió de su experiencia de inmigrante en un barrio haitiano-americano de Brooklyn, Nueva York. La novela explora las formas en que se forja la identidad en la confusión de las culturas estadounidense y haitiana. 

The Farming of Bones detalla la tumultuosa historia de Haití y la República Dominicana, donde los haitianos fueron segregados, maltratados y, en 1937, brutalmente masacrados.

¿Cuáles son los Autores del Caribe y Centroamérica?

 

Saint-John Perse

Diplomático y ganador del Premio Nobel de Literatura en 1960, nació en Pointe-à-Pitre, Guadalupe. Entre 1914 y 1940, sirvió en el servicio diplomático francés. 

Sus poemas han sido traducidos por T.S. Eliot (Anabase) y W.H. Auden (Poésie), entre otros, y fueron recopilados en una edición definitiva publicada poco después de su premio Nobel.

Perse estudió derecho en Burdeos y, después de los estudios privados en ciencias políticas, entró en el servicio diplomático en 1914. Allí tuvo una brillante carrera. Sirvió primero en la embajada de Pekín, y más tarde en el Ministerio de Asuntos Exteriores, donde ocupó altos cargos con Aristide Briand y se convirtió en su jefe administrativo.

Dejó Francia para los Estados Unidos en 1940 y fue privado de su ciudadanía y sus posesiones por el régimen de Vichy. De 1941 a 1945, fue asesor literario de la Biblioteca del Congreso. 

Después de la guerra no reanudó su carrera diplomática y, en 1950, se retiró oficialmente con el título de Embajador de Francia. Ha hecho de los Estados Unidos su residencia permanente.

Su obra literaria se publicó en parte con su propio nombre, pero principalmente con los seudónimos de Saint-John Perse. Después de varios poemas que reflejan las impresiones de su infancia, escribió Anabase, en 1924, mientras estaba en China. 

Es un poema épico que desconcertó a muchos críticos y dio lugar a la sugerencia de que podía ser comprendido mejor por un asiático que por un occidental. Gran parte de su obra fue escrita después de establecerse en los Estados Unidos, Exil (Exilio), 1942.

En está obra, se fusionan el hombre y el poeta y se dominan plenamente la imaginería y la dicción. Poème l’Etrangère (Poema a una dama extranjera), 1943; Pluies (Lluvias), 1943; Neiges (Nieves), 1944; Vents (Vientos), 1946, que son los vientos de la guerra y la paz que soplan tanto dentro como fuera del hombre.

Escribió también, la obra Amers (Marcas), 1957, en el que el mar retumba como imagen de la intemporalidad del hombre, y su epopeya abstracta, Chronique (Crónica), 1960.

Carlos Fonseca (Costa Rica) 

Estudió Literatura Comparada en la Universidad de Stanford, donde adquirió amplio conocimiento en poéticas de movimiento, ritmo y gracia. Luego, realizó un doctorado en la Universidad de Princeton.

Fonseca ha escrito para revistas especializadas en cultura y literatura y en 2015 publicó su novela, Coronel Lágrimas, descrita como una cartografía que de la historia política del siglo XX, en la que se capturan momentos de la vida de un hombre privado. 

En su novela relata el siguiente extracto: “encerrado en una cabaña en los Pirineos, el mundialmente famoso y enigmático matemático Alexander Grothendieck está corriendo furiosamente hacia la muerte para completar un proyecto final”. 

Horacio Castellanos Moya (El Salvador) 

En 1986, el escritor salió del país, y fue conocido por su antología poética La margarita emocionante, una compilación de  trabajos de seis poetas.

Luego, vivió en la ciudad de México, yendo posteriormente, al pueblo de Tlayacapa (Cuernavaca), donde comenzó a escribir y realizó su primera novela, La diáspora, en la que cuenta la experiencia de los intelectuales salvadoreños exiliados a causa del conflicto armado (1979-1992).

Después se fue a España, donde trabajó como escritor residente en Frankfurt y fue invitado por la Feria Internacional del Libro de esta ciudad, después se fue a los  Estados Unidos, para incorporarse como profesor visitante de la Universidad de Pittsburg, Pennsylvania, así como de otras universidades estadounidenses.

Este escritor se destaca por su obra Baile con Serpientes del que se presenta el siguiente extracto: “Mientras El Salvador regresa a la paz después de más de una década de guerra civil, Eduardo Sosa, un sociólogo desempleado, se fascina con un vagabundo que vive en un Chevrolet amarillo golpeado Asumiendo su identidad, Sosa desata un reino de terror en San Salvador con sus cómplices serpientes”.

Miguel Angel Asturias (Guatemala, 1967)

Formó parte del movimiento boom, el período en el que los escritores latinoamericanos se hicieron famosos internacionalmente junto con Neruda, Márquez, Paz y Vargas Llosa, que  alcanzaron su pico comercial e internacional.

Estaba profundamente preocupado por los problemas de los indígenas de Guatemala, reflejados en su escrito Hombres de Maíz. Según el partido político de que se tratara, a lo largo de toda su vida se vio obligado a pasar de la prosa a la poesía (cinismo elegante).

Se exilió y luego fue acogido, ayudando a fundar una universidad para los indígenas y luego se vio obligado a cerrarla, estableció una oposición política y luego se convirtió en miembro del cuerpo diplomático (un tema recurrente en América Latina, donde los poetas célebres se convierten en diplomáticos para ser mejor apreciados en el extranjero). Al mismo tiempo, se establece una identidad literaria para Guatemala y se exporta la cultura maya al mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *